¿Cómo el seguro de impago de alquiler aporta valor al propietario?

By: Paul

El contrato de alquiler implica un riesgo para el arrendador, ya que está entregando por un tiempo su propiedad a una persona desconocida que, a pesar de las investigaciones y certificados de solvencia, tendrá en su poder el patrimonio del propietario.

Esta situación implica que, de alguna manera, el arrendador deba comprar una póliza de seguro de alquiler de vivienda que lo proteja en caso de que el inquilino falle en los pagos o cuando se presente cualquier situación de deterioro en la estructura o muebles.

En cuanto a la cobertura, el seguro de impago de alquiler protege al propietario ante los arrendatarios morosos, ya que está dispuesto a cubrir el pago de la renta, en la cantidad de meses establecida en el contrato de la póliza. Si el inquilino falla en el pago y el propietario quiere proceder al desahucio puede solicitar el servicio a la compañía de seguros, quien tomará las medidas necesarias.

Si al momento del desalojo existen daños o desperfectos en la vivienda o en los muebles incluidos dentro del contrato de alquiler, la póliza pagará al propietario la suma establecida previamente. Además de todas estas ventajas en cuanto a cobertura, la compañía que vende la póliza asume con la compra del seguro la prestación de asesoría jurídica al arrendador para cualquier consulta durante la validez del contrato.

Los requisitos para obtener una póliza de seguro de alquiler incluyen el estudio que debe hacer la compañía aseguradora con el fin de determinar que el arrendatario es un inquilino solvente. Para esto revisará su estado financiero y económico que verifique si el inquilino podrá pagar el canon de arrendamiento al propietario. Teniendo en cuenta esto, el inquilino ideal será aquel que después de pagar el alquiler tenga al menos 60% del total de sus ingresos.

seguro de impago de alquiler

En el seguro de impago en alquiler, los requisitos indispensables son los recibos del pago de tres meses consecutivos, partiendo del último recibido, constancia de trabajo actual con especificación de cargo y tipo de empleo, fijo o contratado, que además muestre la fecha de ingreso a la empresa. Los inquilinos que trabajen por cuenta propia deben entregar las últimas declaraciones trimestrales del IVA y la declaración del IRPF más reciente. Para los pensionistas la empresa aseguradora solicitará la justificación de su condición, emitida por el banco respectivo.

 

Alquilar piso en España implica la compra de un seguro impago de alquiler que le será útil al propietario al selecciona al inquilino ideal, además de tener la garantía del pago del número de mensualidades establecidas en la póliza. En cuanto al costo del seguro de alquiler de vivienda, este no supera por lo general el 5% de la renta que se fijó con el inquilino.

Si el propietario se pregunta cómo alquila un piso de forma segura, es conveniente que acuda a la Asociación para el Fomento del Alquiler y Acceso a la Vivienda y allí podrá escuchar las ideas sobre alquiler seguro opiniones de expertos que le sugerirán la contratación de un seguro de alquiler.

 

El momento preciso para hacer la denuncia de impago es cuando inmediatamente de que éste suceda, ya que al pasar 45 días del atraso en el pago el propietario pierde el derecho de recibir la indemnización de forma inmediata.

En cuanto al seguro de impago de alquiler, quien lo paga se denomina tomador: éste es quien adquiere la póliza. El asegurado y beneficiario es el que recibirá todos los beneficios de la cobertura del seguro de impago. El tomador y el beneficiario no tienen que coincidir y pueden ser personas naturales o jurídicas.