Garantify, la ‘start-up’ que reduce los quebraderos de cabeza en el alquiler y compra de vivienda

By: José Leal

Buscar una casa para comprar o alquilar es una ardua tarea que lleva un gasto de dinero, tiempo y paciencia, entre otras cuestiones. Para evitar tales situaciones, han ido brotando ideas y empresas con la misión de hacer este contexto más fácil. Una de ellas es Garantify.

Garantify, pionera a nivel mundial, nació en 2017 y es una certificadora de perfiles financieros de personas, realizados a través de un riguroso ‘scoring’ y que se concede para la compra o alquiler de una vivienda.

La idea surgió por una necesidad pasada del actual CEO de la firma, Sergio Gonzálvez. En el momento de ir a realizar el arrendamiento de una casa, vio las dificultades por las que se atraviesa para poder tener acceso y los numerosos dosieres financieros que deben realizarse para lograr acceder al alquiler.

¿Cómo funciona?

Se trata del primer certificado de solvencia emitido por una entidad independiente. El documento es previo a las visitas de los inmuebles y se complementa con un seguro de impago. Tanto el certificado como el seguro pueden contratarse online.

“El futuro inquilino o comprador accede a Garantify, aporta la documentación solicitada y responde a unas preguntas. Tras la verificación de la veracidad de la información y documentación recibida, se concede el certificado”, explica Sergio Gonzálvez, CEO de la compañía.

Con el certificado único de solvencia, la agencia inmobiliaria reduce costes y aumenta su productividad, ya que realiza un filtro de candidatos insolventes antes de hacer las visitas. Otra gran ventaja que aporta Garantify es la fidelización de la cartera de propietarios. Del mismo modo, con el certificado se preconcede un seguro de impago a través de Allianz, que se puede contratar online desde la misma agencia durante firma del contrato.

En el caso de que el propietario desee contratar el seguro de Allianz, la prima varía en función del número de meses que desee protegerse contra el impago y que van en horquillas de 3, 6, 9 o 12 meses, donde en cada caso además de la protección del impago quedan incluidos los daños producidos en la vivienda y los gastos jurídicos para la liberación de la vivienda.

De esta forma, el certificado aporta beneficios a las tres partes involucradas. Gonzálvez las resume así:

  • El futuro inquilino o comprador logra en un único dossier acceder a las distintas agencias inmobiliarias (actualmente tenemos 1547 agencias en todo el territorio nacional) con satisfacción.
  • La agencia evita desplazamientos estériles con clientes que quizás no lograran acceder a la vivienda pretendida por su ‘scoring’ ajustado y al mismo tiempo evitan costes administrativos y tediosos de dosieres.
  • El propietario (en el caso del alquiler) sabe que tiene un inquilino solvente y con capacidad de pago suficiente, pudiendo además contratar la correspondiente póliza de impago.

Alquiler por 20 y compra por 60 euros

Garantify tiene un coste único para el cliente de 20 euros para la obtención de Garantify Rent (alquiler) y de 60 euros para Garantify Hipotecario (compra). Por su parte, el precio de la contratación del seguro de impagos solo varía por el tiempo y el importe de la cuota a asegurar.

Un futuro certificado

Respecto a su futuro, desde la empresa señalan que desde su creación ha tenido muy buena acogida y los tiempos venideros se presentan mejores.

“Tenemos un preacuerdo con FNAIM (Federación Nacional de Agentes Inmobiliarios en Francia), con más de 42.000 agentes, y que tenemos previsto sellar en los próximos meses. Además, estamos cerrando acuerdos con portales inmobiliarios para incluir el certificado en el formulario de solicitud de información por parte del futuro comprador o inquilino. Esto dará solidez al contacto entre las partes involucradas y agilizará el proceso”, comenta el Gonzálvez.